Asume el mantenimiento de tu hogar.

 

“Y es que el hombre, aunque no lo sepa,
unido está a su casa poco menos
que el molusco a su concha.
No se quiebra esta unión sin que algo muera
en la casa, en el hombre… O en los dos”.

Fragmento del poema “ÚLTIMOS DÍAS DE UNA CASA”, de Dulce María Loynaz.

 

No se si porque es principios de año o qué, entro al trapo con la misma energía de quien se tira desde un alto trampolín. Eso sí, no contraten para el mantenimiento de su hogar a chicos como los del vídeo de cabecera, protagonistas de Samba, la exitosa película de Olivier Nakache y Eric Toledano, los mismos directores de Intocables.

Intento dar herramientas para un problema que aqueja a la mayor parte de los clientes con los que me encuentro en Homeatope: el presupuesto de mantenimiento de un hogar. Me contagia de ánimo la figura del arquitecto Rodolfo Livingston, quien acaba de recibir una merecida distinción como personalidad destacada de la cultura y la educación de la Ciudad autónoma de Buenos Aires, Argentina.

Dice Livingston con todo conocimiento de causa en una entrevista reciente concedida al Diario Clarín: “una casa no es un objeto, es un proceso. La casa es el escenario de la vida.”

Y  paso a decir algo que acabo de constatar leyendo la opinión de varios expertos en el tema: entre el 1 y el 3% del valor total de una vivienda, debe dedicarse a enfrentar anualmente los gastos en la reparación de la misma. 

Nos encontramos  cada dos por tres que los clientes inquilinos o propietarios, no saben cómo hacer frente a dichos gastos puntuales. Se sorprenden ante las averías y buscan culpables cuando deberían haber previsto dicho desenbolso.

Averías frecuentes en el hogar.

Enumero las 8  averías más frecuentes de fontanería y electricidad con las que me encuentro.Me basaré en un semestre ficticio, conformado por el segundo y cuarto trimestre de 2017.

1)Atascos en cocina y baño.

2) Termos de agua pinchados.

3) Tuberías pinchadas.

4) Instalación de regulador de presión.

5) Calderas averiadas.

6) Cambio de mecanismo de descarga (WC) rotos.

7) Instalación de grifo nuevo.

8) Reparación de cortocircuitos.

Lo más interesante viene ahora, y deseo que os toméis un tiempo para leer estas recomendaciones que funcionarán como una metodología para incluir el apartado referente a  reparaciones, dentro del presupuesto mensual del hogar.

Mi opinión es que ni los seguros, ni siquiera los  servicios de mantenimiento  contratados anualmente, suelen  suplir el total de dicho apartado.

Asume el mantenimiento de tu hogar.

1)¿Cómo crear un Fondo del hogar, para enfrentar las averías?

2)¿Cómo calcular un presupuesto para mejoras y reparaciones del hogar? Aquí se argumenta que hasta el 2% del coste total de la vivienda, irá cada año destinado a este apartado. 

3) Organice un Plan de mantenimiento del hogar según la temporada del año:Invierno/Otoño/Primavera/Verano.

4) El buen mantenimiento protege y aumenta el valor de la casa. Tu hogar no puede cuidarse por sí solo. 

 

Para despedirme después de esta feliz inmersión en un tema tan particular, os comparto una historia a propósito de  “Últimos días de una casa”, el  poema de Dulce María Loynaz, Premio Miguel de Cervantes 1992, con el que abrí este artículo.

Últimos días de una casa.

Nos gusta saber qué te ha parecido esta publicación.

 

 

Recomendamos Mantenimiento.

Recomendamos mantenimiento.

Durante estos días de vacaciones estivales, se me ha requerido por parte de algunos clientes de Homeatope, servicios de mantenimiento. Aprovecho esta oportunidad para darles mi enhorabuena y destacar la importancia de su elección para el buen funcionamiento de las instalaciones en su vivienda o local de servicios.

Pero antes, os remitiré a un  artículo publicado ayer en el periódico El País, “La mejora de la casa se hace esperar”, donde ofrece cifras  alentadoras. Ha habido un 0,20% más respecto a 2016,  en cuanto a gasto en mantenimiento y reforma por hogar, en España.

¿Pero en qué consiste un servicio de mantenimiento?

Podría definir de modo sencillo, que el mantenimiento se ubica temporalmente entre un servicio de urgencia, y la consabida reforma. Viene a ser algo intermedio y necesario cuando notamos que en la red eléctrica o sanitaria algo no anda bien, y pedimos al profesional fontanero electricista, que además de reparar algo específico, observe el funcionamiento general y haga una serie de recomendaciones.

¿Cada qué tiempo debe hacerse en una  vivienda o local?

Las viviendas más viejas y locales con más uso, como es el caso de la hostelería, son los que deben hacer un mantenimiento más frecuente. Es preferible que al menos una vez al año, el profesional eche un vistazo.

¿Qué indicios más característicos nos alertan para solicitar del fontanero electricista un servicio de mantenimiento?

Algunos ejemplos son:

  1. Cuando hay mucha presión de agua y no tenemos un regulador instalado.
  2. Cuando hay pequeños fallos en  los mecanismos de cisternas, goteos en los grifos.
  3. Humedades a la vista en paredes o techos.
  4. Iluminaria caducada, cables a la vista, o toma corrientes rotos.

¿Qué ventajas ofrece para el cliente contratar dicho servicio?

Haciendo una analogía con el cuerpo humano, ya que la casa es un organismo vivo como bien nos ha enseñado el arquitecto Rodolfo Livingston, es preferible ante cualquier leve síntoma, acudir al médico de cabecera, hacer un seguimiento después de las analíticas y  efectuar las terapias correspondientes.

 

 

 

 

Un árbitro fontanero electricista.

Varias veces he concurrido al reclamo de arrendatarios que me exigen declarar sobre el motivo de ciertas averías. Quiero hacerles partícipes de este nuevo cometido, porque tengo entre los clientes habituales de Homeatope, -y también los lectores de este blog, a inquilinos de viviendas. Lo que me piden en tales casos es un “Informe técnico de la causa de la avería”.

El arbitrio está motivado porque casi ningún dueño de vivienda, concibe algo que para mi es bastante habitual: ver cómo a lo largo del tiempo se van deteriorando las instalaciones, los electrodomésticos tienen obsolescencia programada, y además la casa, -como señala siempre el reconocido Arquitecto Rodolfo Livingston, “es un organismo vivo”.

¿Qué dice La ley española de arrendatarios urbanos (LAU)?

Después de documentarme sobre el tema, del cual se exponen bastantes artículos  en internet, me remito a lo que dice la OCU(www.ocu.org) sobre lo que debe pagar el casero (arrendatario), y el inquilino (arrendador de la vivienda) en una circunstancia de averías domésticas.

Lo primero que indica la OCU es que el inquilino lea bien el contrato que ha firmado. La ley solo interviene en lo que no está escrito en dicho documento de contrato. El arrendatario debe pagar el IBI (Impuesto sobre bienes inmuebles), la comunidad de vecinos, la tasa de basuras, el seguro de la casa y seguros de mantenimiento (como el de las calderas).

¿Qué debe pagar el inquilino en caso de averías?

El inquilino debe pagar habitualmente todo lo que pueda medirse con contadores individuales: agua, luz, gas, teléfono.

En caso de averías, -y es donde entro yo como árbitro muchas veces; el inquilino paga los daños que él o sus visitas causen en la vivienda alquilada. OCU recomienda al inquilino contratar para estos casos un Seguro especial para inquilinos.  También el inquilino debe pagar los pequeños gastos por el uso cotidiano del inmueble, como son: cambiar bombillas, arreglar la puerta de la lavadora, arreglar el mecanismo de cisterna, etc.

En este artículo de Sandra López Letón para El País Economía, se explica detalladamente a qué se le llama pequeñas reparaciones.

El casero por su parte debe pagar averías grandes como: lavadora, caldera, etc. Este solo se libra de pagar cuando la avería es pequeña, o si se demuestra que es causada por el inquilino en caso de vandalismo o accidente propio.

OCU propone a los arrendatarios, contratar un seguro especial  que ellos mismos ofrecen. Recomienda a los inquilinos, tener una buena comunicación con el propietario para evitar polémicas innecesarias en casos complicados, que muchas veces llegan hasta los tribunales.

 

 

 

 

 

¿ Reformas o trabajas?

Si soy sincero, las reformas son en Homeatope una suerte de oasis. Las  “vacaciones pagadas” que interrumpen el incesante cambio de cliente en las urgencias de fontanería y electricidad. A veces me pregunto, qué es lo que tanto me atrae de las reformas,- aún siendo estas un terreno que no me concierne del todo.

Ustedes  saben que dichas obras son el cometido de arquitectosmaestros de obra u aparejadores,  en su defecto. Profesionales del sector de la construcción que poseen una jerarquía superior a la de un fontanero y electricista común. Sin embargo, los llamados gremios (-añado  albañiles y carpinteros), son imprescindibles en las reformas. Son ellos quienes “meten las manos en la masa” durante la fase constructiva,  y no pocas  veces se hacen cargo de estas.

Una  relación más dilatada con el cliente (-usted que me lee),  y el vínculo con otros profesionales del gremio, me estimulan. El trabajo de un fontanero electricista que se dedica a las urgencias en domicilios, bares y restaurantes; resulta a veces demasiado solitario.

Cuando me invita algún arquitecto, -como en el caso abajo señalado,  a renovar la instalación de agua y luz en un  pequeño departamento de la ciudad de Santiago de Compostela, aprovecho una inestimable oportunidad para aprender de diseño participativo, (Ver Mi método de diseño participativo: coloquio con Rodolfo Livingston), e intercambiar experiencias: manosear planos, criticar ideas, y comprobar si en la práctica mi experiencia acumulada puede estar al servicio de una obra común.

Así sucede  cuando trabajo en coordinación con profesionales como albañiles, -de los cuales aprendo pues a veces hago de manitas y necesito observarlos para llenarme de  sus habilidades. De paso ejercito con ellos mi labor docente, pues les paso mis “secretos”.  En conversaciones habituales surgen ideas nuevas y amistades también. La inteligencia colectiva (Ver Blog Inteligencia colectiva) se enriquece, y el trabajo final tiene un resultado cualitativamente superior.

Algunas de las  reformas que he encarado como  titular, han tenido que ver con volver a  instalar sistemas eléctricos caducados o redes  hidráulicas obsoletas. En ellos había que tener en cuenta ‘el todo’, y para esto no solo es necesario saber indagar al cliente, algo de lo que he obtenido excelentes nociones a partir de mis lecturas del Método Livingston (Ver Estudio Livingston ) , en su magnífico libro Cirugía de casas. Este libro lo recomiendo no solo a los arquitectos o profesionales del los gremios, sino a cualquier persona interesada en experimentar cómo se cruzan disciplinas aparentemente distantes como la psicología y la arquitectura.

Experiencias recientes.

Un cliente ingeniero quiso hacer una reforma integran de su  apartamento, para lo cual necesitaba de un electricista y fontanero. Gracias a ello instalé mi primera ducha electrónica  (Modelo de ducha electrónica), y obtuve conocimientos de domótica. Rompimos los límites al uso entre  profesional y cliente, terminamos siendo colegas en un proyecto soñado. Conocí a su padre y sus dos hijos. Fue un mes en el cual llegaba a casa entusiasmado por volver al día siguiente a la obra.

La segunda oportunidad llegó por recomendación de una clienta a la cual le había reparado una avería doméstica. Había que restaurar la instalación de la ducha transformando el diseño de  tuberías mal instaladas.

Después de varios días, estas personas se convirtieron en mis mejores vecinos. Terminé conociendo de viva voz   las portuguesas  Islas azores. Viajé a la  Venezuela del petróleo y El Amazonas, como Alejo Carpentier en su novela  “  Los pasos perdidos. Como regalo de navidades recibí de ellos un pastel con nueces, y la compartí en mi página  Facebook,  antes de devorar esa obra de magnífica repostería.

Os  invito a visitar mi página de Youtube y ver  algunos ejemplos  de mis recientes experiencias en Reformas realizadas en Santiago de Compostela, Ames y Sigüeiro.

Reforma de un baño demasiado pequeño para ganar espacio.

Gerardo Homeatope presenta el final de su trabajo en la reforma del apartamento.

A veces un lavarropas mal ubicado exige una mini reforma.

Lavarropas en el lugar inadecuado. Pequeña reforma.

Reforma integral de un Apartamento en SQC. ¿En solo dos días?

2º día de la reforma. Instalación de desagües.

5º día. Final primera etapa. ¡Ya pueden venir los albañiles